Pues no se a cuantos volúmenes llegaremos, espero que a muchos.

Después de meses de sequía, llevo varios a tope. Cada ratito que tengo libre lo aprovecho para componer algo, retocar algo, grabar algo… Como decía hace unos meses, no va a ser en un gran estudio ni con grandes medios. Pero va a estar hecho con mucho cariño.

Las canciones tienen su propia vida, su propio ciclo, ellas van eligiendo, yo las voy dejando que me guíen. Y poco a poco todo va tomando forma.

Espero poder enseñarlas pronto en directo. Mi cuerpo pide escenario. Tengo muchas ganas y muchos nervios, será la primera vez que me suba yo solita a cantar mi alma…

¿Cuándo? Todavía no lo se, pero cada vez ese momento está más cerca.

Seguiré informando.

Hoy: Dreamscape ha cogido toda su forma, ya es toda una canción hecha y derecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *